P U B L I C I D A D

Samsung Galaxy S9+ Dual SIM
Pruebas

Samsung sin cambios...

Samsung es previsible. Los modelos emblemáticos Galaxy S9 y Galaxy S9+ son unos de los estrenos más importantes de este año.

Samsung Galaxy S9+
Samsung Galaxy S9+
foto: Adam Łukowski/GSMchoice.com

Ya el día del estreno a mis manos llegó el hermano mayor (Galaxy S9+), es la hora para compartir con vosotros mi opinión sobre el teléfono. Bienvenidos.


Samsung Galaxy S9+ - videoreseña
video: GSMchoice.com a través de YouTube

Índice



Construcción, equipamiento de serie, calidad

El teléfono no ha crecido mucho, tampoco hay unos cambios serios en el diseño. Por supuesto, ambos modelos son ahora más modernos, ha cambiado el interior, pero las características principales se mantienen sin cambios. El Galaxy S aún se ve interesante, aún tiene unos resultados muy buenos y saca unas buenas fotos. Pero para conocer los detalles de los cambios – debéis leer este texto…

Tengo que añadir que varias características del modelo Galaxy S9+ coinciden con el modelo más pequeño Galaxy S9, pero tenéis que recordar también sobre las diferencias entre ambos modelos. Las podéis ver AQUÍ.

El equipamiento de serie de los modelos emblemáticos es parecido al Galaxy S8 o el Note8. En el equipamiento de serie – además del teléfono, el cable USB y el cargador – encontraremos los adaptadores muy útiles a USB-C. Permiten conectar al modelo S el cable microUSB y el cable USB estándar. A nuestra disposición está también una aguja para abrir la bandeja para las tarjetas SIM, un corto manual de usuario y unos auriculares AKG que también conocemos de los modelos anteriores. Todo está escondido en una caja de cartón modesta y negra con unos símbolos delicados y elegantes.

El Samsung Galaxy S9+ tiene las dimensiones parecidas al antecedente. Las diferencias son tan pequeñas que podemos ignorarlas. El teléfono aún es bastante cómodo. Bastante – ya que la pantalla de 6,2 pulgadas no será cómoda para todos. Aunque probablemente la anchura no será ningún problema, las personas con los dedos más cortos pueden tener dificultades al intentar llegar las partes superiores. A pesar de ello, podemos decir que en comparación con las dimensiones de la pantalla, la carcasa es bastante compacta, por ejemplo, debido al marco de pantalla que (qué sorpresa) es un poco más pequeño que en el caso del antecedente.

Ha cambiado algo más: el marco de metal en las partes laterales que es una estructura portante está ahora más acentuado. Tiene los bordes notablemente más agudos que garantizan el agarre más seguro que en el caso del antecedente. A pesar de los bordes más agudos el teléfono aún tiene la forma agradable a la vista gracias a los bordes redondeados detrás y delante.

La carcasa aún es resistente a las rayas y parece realmente sólida: es rígida y no suele rayarse demasiado. Sin embargo, hay que recordar que el vidrio siempre es el vidrio y no hay que esforzarse mucho para romperlo. La tapa trasera del teléfono también suele ensuciarse – es normal en el caso de los smartphones hechos de vidrio. Por suerte la parte delantera que es mucho más importante se ensucia un poco menos.

En cuanto a la estética – probablemente todos tienen su propia opinión. A mí me gusta el aspecto del Galaxy S9+ aunque probablemente apostaría por la versión negra. Si se trata de la calidad de los materiales y el montaje, no hay motivos para quejarse: todo tiene la calidad más alta.

Además de llamar vuestra atención al tamaño de la pantalla (os recomiendo verlo personalmente antes de comprar), no tengo las objeciones serias en cuanto a la ergonomía – pero algunas pequeñas sí. No me gusta el tamaño del lector dactilar (lo vamos a hablar en un momento) y la localización del botón que permite activar el asistente Bixby. Se encuentra casi enfrente del botón de encendido, por lo tanto a veces activaba Bixby accidentalmente a la hora de bloquear el teléfono.

Al final me rendí y desactivé el botón. Es una pena ya que los demás botones están localizados en los lugares óptimos – el botón de volumen a la izquierda y el botón de encendido a la derecha. Las salidas se encuentran en la parte inferior del dispositivo y no tengo ningunas objeciones en este caso.

Pantalla

La pantalla – quizás el elemento más importante de cada smartphone – en el Galaxy S9+ está cerca al ideal. Es nítida, con unos colores vivos e intensos y el negro profundo. El nivel del brillo es excelente – el brillo mínimo significa la pantalla casi apagada, en cambio el brillo máximo garantiza la legibilidad durante los días soleados.

Si llevamos unas gafas polarizadas no tenemos que preocuparnos mucho por la calidad de la imagen, en cambio el menú permite minimizar la resolución incluso a HD+, con el fin de ahorrar la energía. Tenemos también el modo de protección de la vista contra la luz azul – lo podemos activar manualmente o fijar el horario, o sea, las horas cuando el sistema de la protección de la vista es activado de forma automática.

Tenemos también la función "Smart Stay" gracias a la cual la pantalla no se apaga si la miramos. A nuestra disposición está también la luz de notificaciones y el botón virtual "home" que reconoce el nivel de la presión. Podemos editar los colores de forma automática a la hora de reproducir los videos o aumentar la sensibilidad del panel táctil ("el modo de guantes") que – hablando sinceramente – funciona perfectamente. Sin dudas es una de las mejores (si no la mejor) pantallas en los teléfonos disponibles en el mercado.

Protección

Antes mencionado el lector dactilar. Los modelos de la generación anterior con el lector dactilar colocado al lado de la cámara de fotos fueron muy criticados. Samsung entendió las sugerencias y ahora coloca el lector dactilar debajo de los objetivos de la cámara, pero aún en el mismo marco. Al lado de la cámara de fotos encontraremos la luz LED, el sensor de pulso cardíaco y de la saturación de oxígeno en la sangre.

Y – en mi opinión – está peor. Aunque el sensor "médico" funciona y hace lo suyo, el lector dactilar es ahora más difícil en el uso. A pesar de su localización podemos ensuciar el vidrio del objetivo accidentalmente. Además, para tocar el sensor tengo que doblar el dedo y la superficie que tiene contacto con el dedo es más pequeña. En general – es la huella dactilar de la punta del dedo. Por suerte – el sensor funciona bastante rápidamente y correctamente. Debéis recordar que es mi propia opinión – la vuestra puede ser completamente diferente, por lo tanto tengo que subrayar: lo mejor es coger el teléfono en la mano antes de comprarlo y verificar si es cómodo.

Por suerte el lector dactilar no es la única protección que ofrece el Samsung Galaxy S9+. Podemos aprovechar el sistema del reconocimiento de cara que es un poco más lento que el lector dactilar. Además, cuando hay poca luz no siempre funciona correctamente. Nos queda el escáner de iris. Es la protección casi tan segura como la huella dactilar, pero es aún menos cómodo. El escaneo dura – en mi opinión – bastante tiempo, además, tenemos que levantar el teléfono a la altura de los ojos – no siempre es posible y cómodo.

Aquí vale la pena notar que tenemos la posibilidad de usar dos sistemas de protección de forma intercambiable, por lo tanto es muy probable que encontraremos algo que corresponde perfectamente a nuestras necesidades. En otro caso tenemos también las contraseñas tradicionales, los códigos PIN o los patrones. Tengo que añadir que en el software aparece "la carpeta segura", podemos proteger el acceso a la carpeta con la autenticación adicional, en cambio los sistemas biométricos de protección podemos usar también para proteger los pagos sin contacto o acceder a las cuentas.

Interfaz

En el Galaxy S9 y el S9+ tenemos el sistema Android 8.0 Oreo enriquecido con la interfaz Samsung Experience 9.0. La interfaz es bien pensada y parece bien optimizada.

Añade las nuevas funciones y posibilidades al sistema estándar de Android. Elegimos desde entre la interfaz estándar y la interfaz plana. Podemos unir los iconos en las carpetas y ordenarlas de cualquier forma. A nuestra disposición está el modo de pantalla dividida, podemos minimizar la aplicación al formato de la ventana flotante o el icono en movimiento, presentado en el fondo de otra aplicación activa.

Tenemos la posibilidad de "clonar" algunas aplicaciones, por lo tanto podemos tener, por ejemplo, dos cuentas de Facebook. Si mantenemos pulsado el icono de la aplicación aparecen todas las opciones relacionadas – es muy cómodo.

Existe la posibilidad de modificar el aspecto y la localización de los botones de control en la parte inferior de la pantalla y minimizar la interfaz para que sea adecuada para el manejo con una sola mano. El fabricante aprovecha la superficie de los bordes y el borde curvo de la pantalla para informar sobre las notificaciones mediante unas señales luminosas de los bordes de pantalla. Tenemos también la función Always-on-display, o sea, el reloj o las notificaciones aparecen en la pantalla bloqueada de forma continua y consumen poca energía.

La interfaz permite también modificar el panel de atajos o silenciar el sonido girando el teléfono, podemos aprovechar el lector dactilar para, por ejemplo, desplegar la barra de notificaciones. Los usuarios que quieren personalizar más el dispositivo, pueden contar con varios ajustes relacionados con el sonido o el aspecto de la interfaz – los temas de pantalla.

En el software el fabricante añade una aplicación dedicada a la conservación que permite limpiar la memoria RAM y la memoria interna eliminando los archivos inútiles, proteger el dispositivo contra los virus gestionar el uso de la energía. A nuestra disposición está también la aplicación SmartSwitch que permite transferir los datos y las cuentas del dispositivo anterior de forma cómoda, incluso de forma alámbrica – lo que os recomiendo. No falta la aplicación S-health, dedicada a la salud y conocida de los modelos anteriores.

Vale la pena apreciar el hecho de que Samsung no exagera con la cantidad del software preinstalado. Al inicio tenemos solamente un par de aplicaciones prácticas del fabricante, el paquete de Google y de Microsoft. La interfaz – es otro punto fuerte del teléfono.

Rendimiento

El rendimiento es el punto fuerte del Galaxy S. Aquí no puede ser diferente, el modelo emblemático de Samsung tiene que ser uno de los teléfonos más fluidos en el mercado. Y es así, a pesar de la interfaz adicional del sistema.

No hay nada que hablar – el rendimiento está a nivel más alto y al smartphone no le falta la potencia incluso en las tareas más exigentes. La emisión de calor no es excesiva, pero si queréis alabaros con los resultados de los benchmarks, tenéis que tener cuidado – existen modelos que tienen los resultados mejores, lo que no tiene que influir en el funcionamiento más fluido o las impresiones positivas a la hora de usar el dispositivo.

No debería faltar la memoria. Tenemos aquí un poco más de 50 GB en la memoria interna. Además, recibimos 15 GB de espacio gratuito en la nube Samsung Cloud, al final – podemos usar la tarjeta microSD de hasta 400 GB – pero por desgracia en la ranura híbrida (se trata por supuesto de la versión Duos).

Después de casi un mes del uso del Samsung Galaxy S9+ no noté ningunos problemas – no había lags, las aplicaciones no se cerraban sin aviso previo, no noté la ralentización durante las tareas más exigentes.

Batería

Sin embargo, hay algo que no ha cambiado mucho desde hace varios años. Se trata de las posibilidades de la batería. Tenemos las baterías cada vez más potentes, en cambio los subsistemas ofrecen la potencia más alta, aunque consumen menos energía… Sin embargo, seguimos cargando el teléfono cada noche. El Samsung Galaxy S9+ no es ninguna excepción. Durante la explotación estándar, equilibrada, es capaz de funcionar todo el día – sin embargo, por la noche vale la pena cargarlo para que tenga suficiente energía al día siguiente.

Si lo usamos de forma económica, mi ejemplar duró 3 días – sin embargo, lo usaba principalmente para la comunicación básica. A través de las opciones del ahorro de energía, los módulos de conectividad y los ajustes de la pantalla – es posible que la batería dure incluso 2 días. A pesar de ello, recomendaría la rutina de cargar la batería cada noche… Además, la carga no dura mucho tiempo, más o menos 1,5 horas. Podemos también aprovechar la carga inalámbrica – pero tarda más tiempo.

Comunicación, sonido

El Galaxy S9+ ofrece todos los módulos de conectividad. No falta nada, por supuesto tenemos aquí Bluetooth 5.0, Wi-Fi de dos bandas, el sistema de navegación Beidou y Galileo. Tenemos la lista de contactos avanzada, el dialer agradable y el teclado lleno de opciones adicionales.

Lo que es interesante – el dialer nos puede presentar la lista de lugares interesantes en los alrededores, descargada de Google… En la versión Duos – la que usaba – podemos también usar dos tarjetas SIM, lo que por desgracia nos obliga a renunciar de la tarjeta de memoria.

El sonido en el auricular es excelente. Fue mejorado el sonido "externo" – ahora el modelo emblemático de Samsung tiene los altavoces estéreo. No son los más altos en el mercado y no ofrecen el mejor sonido, pero es una revolución en comparación con la generación anterior del Galaxy S. Ofrecen el sonido puro y son útiles no solamente para ver los videos, sino también para realizar llamadas en el modo altavoz.

¡Casi se me ha olvidado! ¡Hay un minijack! ¡Aún! Los auriculares AKG del equipamiento de serie no son tan buenos, como los auriculares externos de buena marca, pero como elemento de fábrica, son más que buenos. El sonido es puro, aunque en mi opinión el bajo es demasiado modesto. Sin embargo, podemos aprovechar las opciones avanzadas para manejar el sonido.

Además de los modos predefinidos, a nuestra disposición está el ecualizador clásico y los elementos interesantes tales como la simulación bastante exitosa del sonido de amplificador a válvulas. El teléfono permite también ajustar la corrección del sonido a las posibilidades de nuestros auriculares y las orejas – aunque la configuración requiere un poquito de tiempo y atención.

Fotografía y video

Estamos acostumbrados a que los modelos emblemáticos de Samsung ofrecen la calidad alta de fotos y videos. Y aquí no cambia nada, aún se trata de uno de los teléfonos que ofrecen las mejores fotos. En la serie Galaxy S9 debuta una solución interesante – en el caso del smartphone.

Se trata de la apertura de diafragma variable – cambia de f/1.5 a f/2.4. En el modo automático el cambio ocurre imperceptiblemente para el usuario, pero podemos forzarlo en el modo manual para, por ejemplo, experimentar con la profundidad de la nitidez. En el caso del modelo Samsung Galaxy S9+, a nuestra disposición está el sensor adicional – con el diafragma de f/2.4 – que garantiza el zoom sin pérdidas 2x.

Ambos sensores cuentan con el sistema de la estabilización óptica, lo que no es popular en la doble cámara de fotos. En cambio la cámara delantera tiene 8 megapíxeles y el objetivo con el diafragma f/1.7.

Es difícil tener algunas objeciones en cuanto a las fotos. Son bien iluminadas, los detalles son precisos y la geometría es correcta.

Los efectos de funcionamiento de los algoritmos que deben eliminar el ruido notaremos solamente en zoom, podemos quejarnos un poco del balance de colores un poquito demasiado cálido. Sin embargo, lo más importante es que las fotos son realmente agradables a la vista.

Gracias al teleobjetivo, el zoom digital funciona mejor que normalmente, bastante bien (aunque no es perfecto) cumple su papel el modo de fondo borroso digital, no hay problemas con las fotos panorámicas exitosas al primer intento. El modo HDR también funciona correctamente, en cambio el modo de ajustes manual (llamado profesional) permite "jugar" con la fotografía.

La cámara delantera también no está mal, pero le falta un poco para que sea ideal. Faltarían más detalles, además, los fragmentos más claros en el fondo están sobreexpuestos. Si os sirve de consuelo – aquí también tenemos el modo de fondo borroso digital…

Si hablamos sobre los videos – en el modelo "Nueve" tenemos la novedad – el modo de cámara lenta. Por desgracia, solamente en la resolución HD – pero los efectos son interesantes. En las velocidades de grabación más "tradicionales" podemos registrar los videos en la resolución UHD o más baja o en el formato de 2224x1080 píxeles, o sea, el formato ajustado al tamaño de la pantalla del teléfono. Los vídeos, así como las fotos, no los podemos criticar demasiado.


Videos grabados con el Galaxy S9+
video: GSMchoice.com a través de YouTube

El Galaxy S9 y el Galaxy S9+ cuentan con la nueva interfaz fotográfica. El fabricante renuncia del menú separado dedicado a los modos y ofrece la lista desplegable. Es simplemente una solución más sencilla y más cómoda, aunque al principio a menudo activaba la cámara delantera en vez del modo diferente – los gestos son demasiado parecidos. Después – me iba mejor, por lo tanto es solamente la cuestión de costumbres. Podemos editar el orden de los modos en la lista y, además de los modos antes mencionados, tenemos aquí el modo deportivo, los selfies panorámicos o… "la comida", o sea, los fragmentos extremos del fotograma son borrosos y aparece una viñeta delicada.

En la cámara de fotos encontraremos también los mecanismos de la inteligencia artificial, tenemos aquí Bixby Vision que no solamente puede escanear los códigos QR o las tarjetas de visita, pero ofrece también la traducción del texto en la foto "en movimiento", la búsqueda de lugares o el análisis contextual de la imagen o incluso es capaz de reconocer las etiquetas del vino y buscarlo a base de los datos adecuados.

Hay algo que he dejado para el final: los iconos Emoji AR. Ya no tenemos que ponernos las máscaras digitales rígidas o las orejas del conejo – ahora podemos crear los emoticonos animados semejantes a nosotros... Aunque mejor no exagerar con la semejanza.

Si la semejanza de la imagen digital no nos satisface, podemos corregirla de forma manual, incluso elegir el vestido del personaje digital que coincida con nuestro estilo. Digamos que los avatares creados a base de nuestras fotos son bastante parecidos – evaluarlo vosotros – el personaje arriba debe ser yo. No me gusta solamente el efecto – sino el carácter universal de los GIF-s creados. Sin problemas podemos compartirlos en las redes sociales, enviar mediante el mensaje MMS o el servicio de mensajería instantánea. Son compatibles tanto con Android, como iOS. Pregunta - ¿para qué? ¿A lo mejor vosotros tenéis alguna respuesta?

Resumen

Bueno. Samsung lo hace otra vez. Ofrece el teléfono excelente de la gama alta – no solamente en cuanto a la calidad, sino por desgracia también en cuanto al precio. El Samsung Galaxy S9+ prácticamente no tiene puntos débiles, aunque me voy a quejar de algunas cosas.

A pesar de ello, si ahora tendría que elegir algún teléfono, sin preocuparme por el precio, elegiría este. Si a vosotros os asusta el precio – podéis pensar en la generación anterior. Ahora es más barata y aún es el dispositivo excelente. Y si ya tenéis el Galaxy S8 o el último modelo Note, os recomiendo esperar la siguiente generación.

En cuanto al Galaxy S9+ - me gusta sobre todo la imagen – no solamente tiene una buena cámara de fotos, sino también una buena pantalla. Como el teléfono – tampoco lo podemos criticar. Hablando sinceramente, Samsung otra vez no me desilusiona...

Pros y contras

PROS:

  • pantalla excelente
  • construcción bastante compacta (teniendo en cuenta el tamaño)
  • sonido bueno (¡ahora estéreo!)
  • auriculares bastante buenos (para ser auriculares de fábrica)
  • Dual SIM
  • abundancia de interfaces de conectividad
  • resistencia al agua
  • medidor de pulso cardíaco integrado
  • sistemas biométricos de protección
  • funcionamiento fluido
  • aún tiene minijack
  • posibilidades avanzadas de fotos y videos
  • zoom sin pérdidas
  • video 960 fotogramas por segundo
  • ¡los emoticonos!

CONTRAS:

  • precio
  • botón Bixby está mal ubicado
  • falta de posibilidades de configurar el botón arriba mencionado
  • falta de la radio FM
  • ¡lector dactilar aún no funciona bien!

Fuente: GSMchoice.com

Autor: Edyta Łoza

Publicado:
Autor: Adam Łukowski

Este artículo aún no tiene comentarios ¡Sé primero, y empieza la conversación!
¡Publica una opinión!
P U B L I C I D A D

 Por desgracia, no hay ninguna opinión.

 ¡Publica una opinión!